La epistemología, del griego, episteme, “conocimiento” y logos, “teoría”, constituye una base teórica sustantiva en la formación de un investigador que se desarrolla en una realidad multicontextual y su eficiencia estará condicionada por un componente informacional; es decir, un sistema de conocimientos actualizados, tanto
en el plano general como en el especializado; un componente axiológico que orienten su vida y un componente procedimental, el saber hacer, en atención a un sistema de tecnologías, técnicas que contribuyan en el trabajo de sus áreas de estudio.